decorational arrow Inyecciones y plumas | 4 min. tiempo de lectura

Aplicadores, agujas e inyecciones

Algunas personas sienten que la idea de administrar inyecciones es abrumadora y experimentan dificultades para afrontar el problema. Hemos desarrollado esta guía para ayudarlo a sentirse más seguro acerca de la aplicación de inyecciones.

Elección de lugares de aplicación de la inyección

Es importante elegir el lugar correcto para inyectar. Los principales lugares de aplicación de la inyección son los muslos, el abdomen (estómago), las nalgas o la parte superior de los brazos.

  • No debe inyectarse siempre en el mismo sitio
  • Alternar los lugares de aplicación de la inyección le dará a cada lugar la oportunidad de recuperarse adecuadamente y hará que las inyecciones resulten más cómodas y eficaces.
  • Una rutina de rotación es dividir cada lugar de aplicación de la inyección en mitades o cuartos y usar una mitad o un cuarto diferente cada semana:
    • Al comienzo de cada semana, muévase en el sentido de las agujas del reloj a un dedo de distancia del último punto de inyección

Hable con su médico o enfermero sobre los lugares de aplicación de la inyección y las rutinas de rotación que sean adecuadas para usted.

Ansiedad causada por las agujas

Los objetos filosos, como las agujas, y los pinchazos pueden ser una fuente de ansiedad. Cuando pensamos en aplicar insulina, a menudo, recordamos las inyecciones para inmunización, las cuales se realizan con una aguja más larga y más grande y se administran en el músculo.

Es importante saber que las agujas utilizadas para aplicar insulina son mucho más pequeñas y más finas. Sin embargo, la ansiedad por tener que inyectarse con agujas aún puede persistir. Estos son algunos consejos y trucos que puede probar para ayudarlo a superarla.

Comprenda sus causas

Existen muchas razones por las que podría sentirse ansioso cuando se enfrenta a agujas. Intente comprender por qué se siente cómo se siente con respecto a las agujas, lo que podría incluir lo siguiente:

  • No querer inyectarse en público o frente a sus amigos
  • Asociar las agujas con el fracaso o con la gravedad de su enfermedad
  • El miedo al dolor o a lastimarse
  • Miedo a las agujas específicamente

Cómo superar su ansiedad

Encontrar una forma de relajarse ayudará con su ansiedad. Tómese un momento en su día para practicar algún tipo de técnica de relajación, como la respiración profunda o la meditación guiada (en forma de CD, libros o aplicaciones móviles). También puede intentar incorporar una de estas técnicas en su rutina de inyección:

  • Tome el control: escriba lo que le genera ansiedades respecto de las inyecciones y califique los elementos en una escala del 1 al 10. Elija el aspecto menos preocupante y practique, practique y practique hasta que se sienta normal. Luego, pase a lo siguiente...
  • Distráigase: intente escuchar música o hablar con un ser querido mientras se coloca la inyección para desviar la atención.
  • Busque consejos de otras personas: hable con otros pacientes que se autoinyectan y averigüe cómo lo sobrellevaron en sus comienzos. Busque foros de diabetes locales en línea o póngase en contacto con su grupo local de pacientes con diabetes para obtener más consejos y asesoramiento.
  • Siga intentando: no todas las técnicas funcionarán para todos. Para encontrar la que funcione para usted, siga probando diferentes maneras de lidiar con la ansiedad causada por las agujas o consulte a su médico o enfermero.

Recuerde que se necesita tiempo para sentirse cómodo con la inyección; no se apresure.

Hacer que las inyecciones sean más cómodas

Entendemos que no es fácil inyectarse; nadie disfruta de inyectarse todos los días. Pero cambiar algunas cosas básicas puede hacer que el procedimiento de inyección sea más cómodo:

  • Asegúrese de que la piel esté limpia y seca. No es necesario que use alcohol en la piel, a menos que haya estado en un hospital o no pueda limpiarse la piel con agua y jabón común y secarse. Espere a que el alcohol se seque completamente antes de inyectarse.
  • Inyecte insulina a temperatura ambiente. Es más cómodo que cuando está fría. Intente recordar sacar la insulina del refrigerador con tiempo antes de que la necesite.
  • “Anestesie” el lugar de la inyección. Usar una cuchara congelada o un cubo de hielo envuelto en un paño, una crema adormecedora comprada en la farmacia o incluso simplemente aplicar presión con el pulgar en el lugar de aplicación de la inyección durante unos segundos antes de la inyección puede hacer que la inyección duela menos.
  • Cambie la aguja con cada inyección. Reutilizar la aguja aumenta el riesgo de infección; además, las agujas nuevas son más filosas y causan menos dolor.
  • Intente relajar los músculos del área de inyección.
  • Rote el lugar de la inyección con frecuencia para evitar daños en los tejidos.

Artículos relacionados

Diabetes día por día
decorational arrow Estilo de vida | 6 min. tiempo de lectura

Diabetes día por día

Un buen control de la diabetes requiere conciencia y una planificación cuidadosa para todos los tipos de entornos y situaciones.