decorational arrow Estilo de vida | 6 min. tiempo de lectura

Diabetes día por día

Un elemento clave para un buen control de la diabetes es la consciencia sobre usted mismo y sobre su entorno. Al prestar atención a la forma en que su cuerpo puede reaccionar en diferentes situaciones y realizar una planificación cuidadosa, puede continuar siendo activo en todo tipo de entornos y situaciones.

Control de la diabetes en el lugar de trabajo

Muchas personas pueden controlar la diabetes sin verse afectadas en el trabajo. Sin embargo, un día de trabajo completo puede significar que usted tenga dificultades para comer alimentos saludables, tomar medicamentos o mantener estable el azúcar en sangre. Estas son algunas cosas que puede hacer para sentirse mejor en el lugar de trabajo.

  • Comience bien el día: nunca se pierda el desayuno. Esto puede provocar hipoglucemia (nivel bajo de azúcar en sangre), especialmente, si recibe insulina o un medicamento para aumentar sus niveles de insulina. La hipoglucemia puede afectar su salud, desempeño y seguridad en el trabajo.
  • Planifique sus comidas: lleve su propio almuerzo y refrigerios saludables al trabajo; sabrá exactamente lo que come y podrá planificar en consecuencia. Si va a una cantina o compra en una tienda, conozca las opciones saludables
  • Prueba e inyección:asegúrese de tener acceso a un lugar higiénico donde pueda realizarse pruebas e inyectarse con comodidad.
  • Plumas y medicamentos:siempre tenga una pluma de repuesto en el trabajo. Si necesita almacenar sus medicamentos en un refrigerador, etiquételos claramente para que no se usen ni se desechen por accidente. Use los medicamentos antes de la fecha de vencimiento y lea la etiqueta para consultar la guía de almacenamiento “en uso”.
  • Conozca sus derechos:la Federación Internacional de Diabetes (International Diabetes Federation, IDF) ha desarrollado un Estatuto de derechos para personas con diabetes que cubre el trato justo, la evolución profesional y el apoyo en el lugar de trabajo. Muchos países han adoptado estatutos similares
  • Informe a los reclutadores y empleadores:por lo general, no existen requisitos legales de informar a reclutadores sobre su diabetes. Sin embargo, un nuevo empleador tiene permitido hacer las preguntas adecuadas relacionadas con la salud para garantizar que pueda realizar el trabajo.
  • Informe a sus colegas:contarles a sus colegas es su decisión. Si lo hace, puede considerar proporcionar una explicación simple sobre la diabetes y orientación sobre qué hacer si experimenta hipoglucemia para que se sientan seguros respecto de ayudarlo si es necesario.

Control de la diabetes mientras viaja

Planificación
  • Suministros: lleve medicamentos adicionales y equipos y empáquelos tanto en su equipaje de mano como en su maleta en caso de pérdida, avería o demora.
  • Refrigerios: prepare refrigerios y bebidas con almidón que debe llevar en todo momento en caso de hipoglucemia o intervalos inesperados entre las comidas.
  • Documentación: siempre lleve la identificación de la diabetes (como una tarjeta o un brazalete), una carta de su médico que indique que tiene diabetes, una receta de reemplazo y sus documentos de póliza de seguro.
  • Seguridad: verifique por adelantado los requisitos de seguridad del aeropuerto relacionados con medicamentos y dispositivos de inyección.
Mientras viaja
  • Manténgase en movimiento: permanecer quieto durante períodos prolongados puede aumentar los niveles de azúcar en sangre. Levántese y camine por el avión o la cabina del barco y realice paradas frecuentes si viaja en automóvil.
  • Esté atento a la hipoglucemia: controle su azúcar en sangre regularmente al conducir y deténgase al primer signo de hipoglucemia. Siempre tenga algo azucarado a mano, por si acaso.
  • Informe al personal: hágale saber al personal de la cabina o a los auxiliares que tiene diabetes en caso de que surja algún problema.
  • Cambios en la zona horaria: prepárese para ajustar los horarios de las comidas y los medicamentos a medida que los días de viaje se hagan más largos o más cortos.
En su destino
  • Clima cálido: las altas temperaturas degradan la insulina, pero también aumentan la velocidad a la que se absorbe, lo que genera un riesgo de hipoglucemia. Monitoree cuidadosamente sus niveles de azúcar en sangre y prepárese para ajustar su dieta o su dosis.
  • Clima frío: la insulina se absorbe más lentamente en temperaturas frías, pero el calentamiento rápido puede provocar hipoglucemia. Monitoree cuidadosamente sus niveles de azúcar en sangre y prepárese para ajustar su dieta o su dosis.
  • Almacenamiento de los medicamentos: las temperaturas extremas pueden afectar el funcionamiento de la insulina, el GLP-1 y los glucómetros.
  • Protéjase las manos y los pies: cuide las manos y los pies si tiene neuropatía (enfermedad nerviosa); el entumecimiento puede impedir que usted se dé cuenta de que están quemados por el sol o congelados.

Vivir con su inyección diaria de insulina

Tener una rutina de inyección de insulina puede significar realizar adaptaciones para asegurarse de que pueda controlar el azúcar en sangre y tomar su medicamento cuando sea necesario. Continúe leyendo para averiguar qué puede o qué debería hacer al inyectarse insulina en diferentes situaciones.

Si no se siente bien

Es posible que no tenga ganas de controlar los niveles de azúcar en sangre ni de inyectarse los medicamentos para la diabetes cuando esté enfermo. Sin embargo, es muy importante que continúe haciéndolo para mantener su diabetes bajo control.

Sus niveles de azúcar en sangre pueden aumentar cuando está enfermo, por lo que debe controlar y ajustar su dosis de insulina si es necesario. Si tiene náuseas o vómitos, es posible que no esté consumiendo suficientes carbohidratos (azúcar). Cuando no come y toma su insulina, corre el riesgo de tener niveles bajos de azúcar en sangre. Intente beber sorbos de bebidas azucaradas o comer un poco de comida “fácil”, como sopa o helado, o chupar caramelos con azúcar.

Si está practicando deportes

Por lo general, es una buena idea llevar su aplicador de insulina, un teléfono móvil y un bocadillo azucarado cuando hace ejercicio para estar preparado en caso de emergencias. Asegúrese de usar una alerta médica que les indique a otras personas que está recibiendo insulina.

Además, asegúrese de no exponer la insulina de su pluma a temperaturas extremas (>25 °C, <4 °C), como dejarla bajo el sol o al lado de un campo de juego helado.

De todos modos, antes de comenzar cualquier programa de ejercicio, hable con el profesional de cuidado de la salud a cargo del tratamiento de la diabetes y solicite su consejo. Probablemente le realizarán un control general y le indicarán cómo ajustar sus alimentos y medicamentos, incluida la insulina, para equilibrar su control de azúcar en sangre en consecuencia.

Para obtener más información sobre cómo controlar la diabetes con ejercicio, lea nuestra sección sobre como mantenerse activo

Si está embarazada

No hay ningún tipo de inconveniente con continuar inyectándose en el estómago siempre y cuando aún pueda pellizcar la piel o si usa una aguja muy corta. Si le preocupa, use otras áreas adiposas, como los muslos, la parte superior de los brazos (solo si se lo aconsejan) o las nalgas.

Artículos relacionados

Aplicadores, agujas e inyecciones
decorational arrow Inyecciones y plumas | 4 min. tiempo de lectura

Aplicadores, agujas e inyecciones

Administrar inyecciones puede ser abrumador o atemorizante. Aprenda a sentirse más seguro respecto de la colocación de inyecciones con esta guía.